Fortalecer las capacidades de los refugios y las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de base y feministas que trabajan en la prevención, atención y erradicación de la violencia contra mujeres y niñas, ha sido una prioridad para la Iniciativa Spotlight.

En México, donde 10 mujeres son asesinadas cada día y la violencia contra mujeres y niñas se incrementó durante la pandemia por COVID-19, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los refugios y OSC de base y feministas han sido el salvavidas de miles de mujeres y niñas en un contexto en donde las instituciones del Estado muchas veces se ven rebasadas. Por ello, el fortalecimiento y sostenibilidad de quienes brindan acompañamiento y servicios de atención de calidad y con calidez a las sobrevivientes es clave para prevenir y erradicar la violencia feminicida en el país.

Por esa razón, durante 2020 y 2021, en el marco de la Iniciativa Spotlight, UNFPA y ONU Mujeres México implementaron un Programa de Pequeñas Subvenciones (Small Grants) en los 5 municipios de los tres estados en donde trabaja la Iniciativa: Cd. Juárez y Chihuahua, en el estado de Chihuahua; Ecatepec y Naucalpan, en el Estado de México, y en Chilpancingo, Guerrero.

El financiamiento otorgado a través de UNFPA contribuyó al fortalecimiento de las capacidades de 5 refugios, lo que benefició de forma directa a 900 mujeres. ONU Mujeres (en alianza con OXFAM sólo en una primera parte del proyecto) apoyó a 23 OSC, lo que benefició a 3,450 mujeres de forma directa, y a 24,000, de forma indirecta.

 

“Dedicamos nuestra vida al acompañamiento”

 

Para Isabel Dircio, Elia Orrantia y Ángela Fierro, quienes llevan años trabajando en refugios para mujeres, el apoyo de la Iniciativa Spotlight ha sido una gran oportunidad para ellas y sus organizaciones.

“Dedicamos nuestra vida al acompañamiento a mujeres. (El programa de Pequeñas Subvencionesnos permitió fortalecernos como institución”, Isabel Dircio, del refugio Zihuame Xotlametzin, en Guerrero

“Dedicamos nuestra vida al acompañamiento a mujeres. Fue una sorpresa para nosotras haber sido seleccionadas (en el programa de Small Grants) y una oportunidad para capacitarnos a nivel individual, para fortalecer nuestra estructura y para aprender a sistematizar nuestras actividades. Nos permitió fortalecernos como institución”, dijo Isabel Dircio, quien trabaja en Zihuame Xotlametzin, una organización de mujeres indígenas y nahuas de Guerrero.

“Actualmente, decir que trabajas en violencia o derechos de las mujeres también representa una situación de alto riesgo”, contó Elia Orrantia, directora de Sin Violencia, que opera en Ciudad Juárez desde 2003. Elia valoró que existan convocatorias dedicadas específicamente al fortalecimiento institucional; dijo que gracias a la Iniciativa Spotlight su organización pudo mejorar su modelo de atención e identificar áreas de oportunidad.

“Nuestra organización brinda acompañamiento de distintas maneras, entre ellas a través de los refugios”, agregó Ángela Fierro, quien lleva 20 años dirigiendo el Centro de Protección de Mujer a Mujer, en Ciudad Juárez. Su refugio tiene capacidad para 10 familias, pero durante la pandemia la organización tuvo que acoger a 50 mujeres y 197 niñas y niños. “Es un reto brindar la atención. La demanda es mucha, y en ocasiones nuestro personal es insuficiente”.

 

“Nos dio el impulso para poder continuar”

 

Las 23 OSC de base y feminista que recibieron el apoyo también utilizaron el recurso para visibilizar más su trabajo y realizar acciones de autocuidado de su propio personal.

“(El recurso nos ha ayudado) a tener mejor posicionamiento e incidencia pública dentro del ámbito donde trabajamos”, señaló Sabina Carrillo, directora de Empecemos Hoy el Futuro del Mañana, en el Estado de México.

“Logramos dar contención a todo el personal, lo que nos dio el impulso para poder continuar. Nos regresaron la energía”, Norma Ledezma, directora de Justicia para Nuestras Hijas, en Chihuahua

“(Nos ayudó) al fortalecimiento interno. Logramos dar contención a todo el personal, lo que nos dio el impulso para poder continuar. Nos regresaron la energía”, destacó Norma Ledezma, directora de Justicia para Nuestras Hijas, en Chihuahua.  (Conoce más: VER VIDEO)

“Fue un proyecto generoso que permitió fortalecer nuestros programas de trabajo a favor de las mujeres, niñas, adolescentes y mujeres transmigrantes”, indicó Ivonne Mendoza, del Centro Para el Desarrollo Integral de la Mujer, A.C.  en Cd. Juárez.

El programa también ayudó al desarrollo de proyectos de arte enfocados en la memoria y reparación de las víctimas. En Cd. Juárez y Ecatepec, el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, realizó dos murales con artistas locales para salvaguardar la memoria de todas las mujeres y niñas víctimas de feminicidio, desaparición, trata y otras violencias. LEE MÁS AQUÍ

“Uno de los mayores beneficios es haber podido vincularnos con otras organizaciones con experiencia de acompañamiento directo de mujeres”, Ana Menéndez, de la Madriguera, Creaciones Escénicas, AC, Estado de México

Asimismo, contribuyó al encuentro con otras organizaciones y a la creación de herramientas tecnológicas para un acompañamiento más efectivo a favor de las sobrevivientes.

“Desarrollamos una plataforma digital para facilitarles herramientas de teatro y ponerlas en práctica”, dijo Ana Menéndez, representante legal de la Madriguera, Creaciones Escénicas, AC, en el Estado de México. “Uno de los mayores beneficios es haber podido vincularnos con otras organizaciones con experiencia de acompañamiento directo de mujeres, así como con otras organizaciones en Ecatepec y a nivel mundial”.

“Este financiamiento permitió que las organizaciones pudieran adaptarse al nuevo contexto de la pandemia (por COVID-19), utilizando tecnologías de la información, las redes sociales y asegurar el acercamiento con las mujeres y niñas desde diversas formas de aproximación territorial”, destacó Lydia Cordero, directora de Casa Amiga Esther Chávez Cano, en Ciudad Juárez. (Conoce más: VER VIDEO)

“Este financiamiento permitió que las organizaciones pudieran (...) asegurar el acercamiento con las mujeres y niñas”, Lydia Cordero, directora de Casa Amiga Esther Chávez Cano, en Ciudad Juárez

“La inversión que han hecho en OBVIO nos ha abierto las puertas para entrar a instituciones que pueden ser aliadas para la erradicación de la violencia contra las mujeres”, agregó Viridiana Gutiérrez, de la organización Obvio Guerrero.

“El recurso es valioso para nosotras, pero más valioso es el tiempo y la dedicación de cada una de las personas que participamos en los proyectos, porque es de persona a persona, en el día a día, cuando ves que alguien te está sosteniendo una mano que está a distancia, que ahí está y puedes contar con ella”, dijo Silvia Méndez, directora ejecutiva del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, en Ciudad Juárez.

 

Conoce más sobre el apoyo otorgado por la Iniciativa Spotlight a OSC en los siguientes enlaces:

 

TEXTO:

Carelia Gómez / UNFPA México

Cecilia Toledo /ONU Mujeres México