El Manual fue elaborado por y para periodistas.
El Manual fue elaborado por y para periodistas.

CIUDAD DE MÉXICO. En México, donde 10 mujeres son asesinadas cada 24 horas, la Iniciativa Spotlight también trabaja para cambiar las narrativas en los medios de comunicación y, de esta manera, contribuir en la prevención y eliminación del feminicidio, las violencias y la discriminación contra mujeres, niñas y adolescentes.

En el marco del Pilar 3 sobre prevención y transformaciones culturales, la Iniciativa Spotlight impulsó la creación del Manual urgente para la cobertura de violencia contra las mujeres y feminicidios en México, una guía elaborada por y para periodistas, pero de igual forma disponible para todo el público interesado en la generación de contenidos informativos y noticiosos elaborados con rigor ético y con perspectiva de género y de derechos humanos.

El Manual, elaborado en alianza con CONAVIM e INMUJERES, hace un análisis crítico y presenta propuestas para poner fin a prácticas periodísticas que aún reproducen la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas en radio, televisión, prensa escrita y otros medios.

"Los medios de comunicación hemos sido responsables por muchos años de la violencia que se genera contra las mujeres. Ya es momento de cambiar estas narrativas", Cristina Salmerón, periodista.

A partir de siete reportajes emblemáticos de los últimos años en el país, el Manual aporta herramientas útiles y prácticas sobre qué hacer y qué no hacer en coberturas periodísticas sobre feminicidios y otras violencias contra mujeres y niñas; qué información de la víctima/sobreviviente publicar sin vulnerar el debido proceso y su acceso a la justicia; cómo documentar de forma digna y ética los asesinatos de niñas, y qué imágenes elegir para ilustrar una nota sin revictimizar, entre otras recomendaciones.

La guía busca que las empresas de medios informativos, las redacciones, los equipos editoriales y las/los comunicadoras/es en general asuman su responsabilidad como formadores de opinión y agentes de cambio.

“(Se busca) ejercer una autocrítica que lleve a modificar y perfeccionar los contenidos, los discursos y los mensajes que se envían a la sociedad”, Belén Sanz, Rep. ONU Mujeres México.

“Mi motivación es aportar para que el periodismo sea un agente de cambio y no reproduzca esta violencia (feminicida) que está en la sociedad. La prensa tiene que abonar a una sociedad más justa”, señaló Lydiette Carrión, periodista mexicana y coautora del Manual.

“Este Manual no está escrito desde un pedestal (…) Todas y todos hemos cometido errores, sobre todo los y las periodistas que llevamos mucho tiempo porque no existía antes esta conciencia (del tema) ni materiales para apoyarse”, agregó la también autora del libro “La fosa del agua”, el cual documenta las desapariciones y feminicidios en el Estado de México.

“Cada caso emblemático presenta una problemática; por ejemplo, el discurso del morbo, seguir usando el dicho del crimen pasional, una serie de dichos que se siguen usando para vender comunicación en lugar de poner el foco en las víctimas y la impartición de justicia”, dijo Cristina Salmerón, también coautora del Manual.

“No podemos atentar contra la dignidad y el derecho a la memoria de las víctimas”, Karla Casillas, periodista.

“Los medios de comunicación hemos sido responsables por muchos años de la violencia que se genera contra las mujeres, de cómo se pone a las mujeres en los medios (…) Ya es momento de cambiar estas narrativas”, agregó.

Karla Casillas, coordinadora del proyecto, considera que esta guía será muy útil para que en las aulas surjan narradoras/es de historias con perspectiva de género y de derechos humanos, y para que los y las colegas periodistas en activo empiecen a “desaprender lo que hemos aprendido mal” para dejar de normalizar las malas prácticas, de reproducir la violencia y de estigmatizar a las víctimas y sus familias.

"La prensa tiene que abonar a una sociedad más justa", Lydiette Carrión, periodista.

Una parte amplia del Manual aborda el marco legal existente a nivel nacional e internacional sobre cómo comunicar sin violentar a mujeres, niñas y adolescentes, y habla sobre las sanciones a las que pueden ser acreedores los medios que incurran en dichas faltas.

“No podemos atentar contra la dignidad y el derecho a la memoria de las víctimas”, concluyó Karla Casillas.

El Manual, destacó Belén Sanz, Representante de la oficina de ONU Mujeres en México, es una herramienta de apoyo para las y los periodistas que busca “contribuir a comprender la problemática (sobre la violencia contra mujeres y niñas) para poder cambiarla y ejercer una autocrítica que lleve a modificar y perfeccionar los contenidos, los discursos y los mensajes que se envían a la sociedad”.

 

Texto: Cecilia Toledo/ONU Mujeres México-Iniciativa Spotlight